Las abejas sufren contaminación por microplásticos

abejas sufren contaminación por plástico
Contenidos

Los océanos, los ríos, la tierra, las montañas y ahora las abejas y sus colmenas. No hay lugar de la tierra que no sufra contaminación por microplásticos

Estudio elaborado por científicos de España y Dinamarca investiga la capacidad de las abejas para llevar microplásticos en sus viajes de pecoreo. Ver más sobre microplásticos aquí

Dedo con microplásticos y una abejita pequeña
Las abejas también están sufriendo contaminación por microplásticos

Los microplásticos en el ambiente

Los microplásticos son pequeñas piezas de entre 5 milímetros y un micrómetro, tamaño suficiente para que una abeja lo pueda transportar a la colmena.

 Las abejas interactúan con el medio ambiente dentro de su área de alimentación y se llevan los contaminantes adheridos con ellas.

Estos microplásticos ya son una amenaza para el medioambiente y se encuentran en casi toda la tierra. Los océanos, ríos, suelos y el aire. Se han encontrado en lugares tan remotos como Ártico y la Antártida

arena contaminada en las playas
arena de mar contaminada por microplásticos

Investigaciones

Entidades como las Universidades de Alcalá, Autónoma de Madrid y de Almería Junto a la Asociación Danesa de Apicultores han evaluado la capacidad de las abejas para recoger por adherencia microplásticos en sus viajes de pecoreo.

Estudio

De este modo el estudio aporta evidencia de como los microplásticos entran en contacto con ellas, así como, con otros insectos, en el caso de las abejas acabando en el interior de las colmenas.

En este trabajo, demostramos por primera vez que las abejas obreras pueden actuar como muestreadores activos de microplásticos. Recolectamos abejas de colmenares ubicados en el centro de Copenhague y de áreas rurales y semi urbanas cercanas. Mostramos la presencia de microplásticos en todas las ubicaciones muestreadas

Science Direct
Las abejas atraen el microplástico por adherencia
Ya están presentes en todo el planeta

Colmenares urbanos

La carga más alta correspondió a colmenares urbanos, pero se encontró un número comparable de microplásticos en colmenas de áreas suburbanas y rurales.

Esto puede explicarse por la presencia de asentamientos urbanos dentro de la zona de alimentación de las abejas obreras y por la fácil dispersión de pequeños microplásticos por el viento.

Voluntarios limpiando con plásticos en su mano
Pasticos recogidos en una plaza

Abejas como bioindicadores

El análisis de micro-FTIR confirmó la presencia de trece polímeros sintéticos, el más frecuente de los cuales fue el poliéster seguido por el polietileno y el cloruro de polivinilo. 

grafico de contaminación
Imagen Science Direct

Finalmente, los resultados demostraron la presencia de microplásticos adheridos al cuerpo de las abejas y abren una nueva vía de investigación para su uso como bioindicadores activos para la contaminación antropogénica dicen los investigadores del estudio

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te lo pierdas...
Suscríbete al boletín mensual para no perderte las novedades en nuestro blog y en la agenda de eventos
Cursos de Apicultura
Ayuda a que haya más polinizadores
Próximos eventos

blank