La colmena quedó sin abejas

La colmena quedó sin abejas
Tabla de contenidos

Cuando encontramos una colmena sin abejas, pero con miel, y en una revisión anterior vimos la colmena poblada ¿Qué ha pasado?

Muchos son los apicultores que describen haber abierto su colmena y no haber encontrado abejas salvo la reina con unas pocas nodrizas, cría abandonada y toda la miel, la colmena quedó sin abejas…Aprende a identificar las enfermedades o patologías de Apis mellifera.

colmena de abejas con marcos sin abejas y pluma

Diagnóstico de la colmena se quedó sin abejas

La colmena estaba aparentemente bien en la revisión anterior, pero ahora que la volvemos a visitar ha quedado despoblada, o solo se ve a la reina con un puñado de abejas.

En la colmena hay recursos de alimento y todo parece abandonado. No hay abejas muertas en el interior, ni tampoco un cúmulo destacable en el exterior.

La respuesta más común la podemos encontrar en múltiples causas:

apicultor revisando varroa

Poca formación del apicultor para gestionar la colmena

En la mayoría de los casos ha habido síntomas de diagnóstico de enfermedades o problemas que podríamos haber ayudado a resolver. Un apicultor proactivo examina y previene.

El apicultor con escasa o mala formación solo padece consecuencias que suelen ser pérdida de la colmena. Te invitamos a tomar nuestros cursos online, ecocolmena y cursos presenciales, aprender a gestionar de la mejor forma tus abejas.

colmena con ataque de polilla

Nosemosis. La colmena quedó sin abejas. ¿Qué pasó?

Lo más probable es que la colonia de abejas sufría un alto grado de infestación por Nosema ceranae, que provoca una enfermedad silenciosa. Las pecoreadoras pierden la capacidad de absorber nutrientes y en su esfuerzo por trabajar en el exterior mueren sin poder regresar.

En ausencia de pecoreadoras, las abejas de interior o nodrizas, también infestadas, tienen que salir al exterior para completar la logística vital que requiere el nido, como traer alimentos, medicamentos o agua. La reina con sus ovariolas dañadas pone de forma salteada y deficiente, incapaz de producir suficiente población.

Al final, la colmena queda vacía. Otra enfermedad similar, que sí da evidencias diagnósticas, es Nosema apis; en este caso observaremos sospechosas manchas de diarrea en el interior y más frecuentes en el exterior de la caja. Además, puede desaparecer en el verano.

Algunas investigaciones dio como resultado una prometedora actividad antimicrobiana contra el parásito de la abeja melífera por extractos matanólicos de plantas nativas chilenas y propoleos.

Varroosis, enfermedad provocada por ácaro Varroa destructor

Causada por una alta presión poblacional del parásito Varroa destructor. En este caso, las abejas debían de manifestar previamente su alta infestación, observando mala puesta de cría, mala atención, abejas jóvenes desnutridas, sin desarrollo adecuado ni energía para trabajar, alas deformes, etc.

Pensemos en una fábrica en la que los 40.000 empleados nacieron enclenques, mal nutridos y enfermos.

Finalmente, la fábrica colapsa y cierra. A veces, en el mejor de los casos, algunas colonias de abejas, con capacidad genética reactiva, abandonan la colmena para evitar la presión del parásito, se trata de un enjambre en traslado o evacuación.

La situación más habitual se presenta con causas combinadas: Nosema y Varroa.

Tratamiento para abejas apis melliferas en acido oxalico

Envenenamiento por venenos agrícolas o herbicidas

En las cercanías se ha dispersado un insecticida o herbicida. Las abejas de exterior (pecoreadoras) mueren en él forrajeo (adquiriendo alimentos). Tal y como sucede en la Nosemosis, las abejas nodrizas o de interior deben salir a morir en el mismo destino.

En este caso, con suerte, podría observarse una enorme acumulación de abejas muertas en el exterior de las colmenas, cuando llegan aún vivas y mueren en el descanso nocturno, siendo evacuadas por las abejas de interior funerarias.

abejas muertas en la mano

Amenaza insistente

La colmena se ve amenazada por vibraciones potentes cercanas (máquinas de construcción, percutores, etc.). Otra causa son terremotos, corrientes de agua exteriores o bajo el suelo, ataque persistente o robo de colonias de hormigas u otros ladrones – predadores. Cuando un incendio está próximo, cerca de 50 metros. Ante la pérdida de estanqueidad de la caja, pérdida del techo, caídas, etc.

Mala aplicación de los tratamientos en las enfermedades de las abejas

El control de tratamientos requiere no solo una buena profilaxis, además se necesita una rutina y un método, cuaderno de anotaciones, tener claro el medicamento, aplicar, cantidades, temperaturas, protección, etc.

Para ello es básico acostumbrarnos a leer los prospectos, tener control de las fechas de aplicaciones y realizar test de varroosis, igualmente en el caso de Nosema ceránae posterior estudio de laboratorio.

La colmena se queda sin alimentos

A menudo el problema está en nuestro mal manejo a la hora de cosechar la miel y no dejar suficiente alimento a las abejas, por lo tanto, su sistema inmunitario está deprimido.

A esto podemos agregar una primavera lluviosa y fría que se prolonga, lo que producirá una gran mortandad en las colmenas. Una de las imágenes más tristes que podemos encontrar es abejas muertas intentando conseguir un poco de alimento.

abejas muertas de hambre
Abejas muertas de hambre intentando encontrar alimento

Resumen de las enfermedades de las abejas

La causa más común es la combinación de la causa 1) Falta de formación y 2) Nosemosis, la enfermedad silenciosa, 3)Tratamientos de Varroa mal aplicados, 4)Alimentación deficiente.

Recordar: La mala gestión sanitaria de una colmena no solo hace que el apicultor gaste más dinero y tiempo en tratar infructuosamente por salvarla. También es un problema sanitario para el entorno, pues nuestras abejas pueden enfermar a otras abejas de la miel y, lo peor, causar daños en la salud de otras especies de polinizadores silvestres.

Te sugerimos leer: Las abejas se van a invernar

Firma Articulo tecnico de Ecocolmena

Autor

Manzano, Jesús. (2022). Manual de Apicultura en Sistemas de Producción Ecológica (4a. ed.). España, Guadalajara: Ecocolmena.

Profesor de apicultura – Socio de Ecocolmena

Comentarios destacados:

Añadiría que 10 de cada 10 veces que la colmena acaba despoblada es responsabilidad del apicultor. Es fácil buscar problemas exteriores y generalmente somos nosotros el principal patógeno de Apis melífera. {julio, alumno de Ecocolmena, www.laresmiel.eu}

Como buena noticia en el caso de Nosema cerenae, existen medicamentos naturales para prevenir además de una buena ventilación en primavera con suelo sanitario y una buena limpieza de la colmena. Entre estos medicamentos encontramos Api Herb, Nozevit, Hive Alive. Además de poner muchas plantas medicinales y aromáticas en el colmenar que pueden beneficiarlas.

Jesús Manzano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A tu ritmo, desde tu casa, desde cualquier rincón del mundo