Logo Ecocolmena cuadrado

Emergencia en Italia por Aethina tumida

Tabla de contenidos

91 colmenas fueron destruidas porque estaban infestadas con el terrible escarabajo Aethina tumida.

Escarabajos Aethina tumida en Colmenas

Recientemente, el Servicio de Salud Animal de la ASP llevó a cabo una operación compleja en Lentini.
El centro de referencia Venezie en la provincia de Siracusa confirmó la presencia de dos escarabajos Aethina tumida.Esta enfermedad, sujeta a declaración obligatoria por la Unión Europea, ha generado preocupación.

Los eventos se desencadenaron en mayo, tras la solicitud de intervención de la policía. Estos últimos habían rastreado colmenas robadas por un apicultor de Catania en Calabria, la única región que aún reporta brotes de Aethina tumida. El apicultor realizaba el transporte de manera fraudulenta, incumpliendo las prescripciones del Servicio Veterinario de Reggio Calabria y la Policía local.

Trasladaron las colmenas a Lentini, donde los Departamentos Veterinarios de Siracusa y Catania, junto con la Unidad de Investigación, realizaron una inspección sorpresa.

Policía Agroambiental y Forestal en Alerta

La Policía Agro-alimentaria Ambiental y Forestal de Catania detectó otras 13 colmenas, parte de un lote de 29 robadas en Calabria, donde se encontraron dos ejemplares del escarabajo.

Por medio del Banco Nacional de Datos, se identificó una zona de protección dentro de un radio de 5 km desde el lugar del brote. Esta zona incluye a los municipios de Lentini, Carlentini y Catania, poniendo en cuarentena los apiarios de la región.

Sacrificio de Colmenas Infectadas

Se procedió al sacrificio de las abejas infectadas en el lugar mediante fumigación con azufre, con la presencia del NIPAAF y la colaboración de tres apicultores de Siracusa. Posteriormente, se realizó el apilamiento y la destrucción completa de 91 colmenas mediante incineración.

Recolectaron las cenizas y las enterraron en un suelo ya arado y tratado con permetrina. Se establecieron medidas rigurosas para prevenir la propagación del escarabajo, famoso por dañar panales y colonias de abejas.

Aetina tumida enfermedad de declaración obligatoria

Aethina tumida
La dispersión de la enfermedad se realiza por el vuelo del escarabajo (puede volar más de 10 km)

Aetina tumida, conocido también como el «pequeño escarabajo de la colmena», es un parásito originario de las regiones tropicales y subtropicales al sur del Sahara Africano. Su identificación se remonta a 1867, cuando Murray lo observó por primera vez en las abejas Apis mellifera capensis en África del Sur. Posteriormente, en 1940, A. Lundie lo describió como un parásito de estas abejas.

Aunque se ve como un problema menor en la apicultura porque no causaba grandes problemas donde vivía en paz con las abejas Apis mellifera capensis y Apis mellifera scutellata, no hay que subestimar su impacto.

Dispersión de la enfermedad

La enfermedad se dispersa mediante el vuelo del escarabajo, que puede alcanzar más de 10 km, y se ve favorecida por la trashumancia. Los huevos del escarabajo pueden dispersarse adheridos al cuerpo de las abejas. Es importante destacar que este parásito puede vivir hasta cinco días sin comer ni beber, así que hay que tener precaución con el material de reposición.

La extensión del parásito también puede darse a través de equipos (incluyendo la ropa), colonias de abejas y productos de las colmenas (como miel, cera y polen) contaminados, e incluso mediante plantas, suelo, compost con plantas y alimentos vegetales (frutas y verduras).

Estadio de cría de Aethina tumida

Se pueden ver fácilmente tanto los escarabajos adultos como las larvas de Aethina tumida en los panales y en el fondo de las colmenas afectadas. Los escarabajos adultos presentan una forma aplanada, con unas dimensiones aproximadas de 5-7 mm de largo (un tercio del tamaño de una abeja adulta) y 3,2 mm de ancho. Su color varía desde un rojizo justo después de la fase de pupa, hasta un color negro con el paso del tiempo.

Escarabajos de las colemenas
Aethina tumida es una enfermedad de declaración obligatoria

Las larvas, presentando un color blanquecino, se caracterizan por su tamaño aproximado de 1 cm. Estas se asemejan en cierto modo a las larvas de la polilla (Gallera mellonella). Sin embargo, se pueden distinguir por diferencias significativas. En primer lugar, son más duras y resistentes. Además, se observa en ellas la presencia de espinas dorsales y tres pares de patas situadas en el tercio anterior de su cuerpo.

Al observar el interior de las celdillas de la colmena, es común encontrar a estas larvas flotando sobre la miel. Este fenómeno se debe a una adaptación notable: poseen una serie de pelos y protuberancias a lo largo de todo su cuerpo. Estas características les permiten mantenerse a flote sin ahogarse, un rasgo distintivo en su desarrollo.

Fuente: https://www.siracusaoggi.it/emergenza-aethina-tumida-distrutti-91-alveari-con-migliaia-di-api-allinterno/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ayuda a que haya más polinizadores
Cursos de Apicultura
También en el blog

Otros artículos que te recomendamos